“Angels Unawares” es una escultura de bronce de tamaño real que representa a un grupo de migrantes y refugiados de diferentes orígenes culturales y raciales, y de diversos períodos históricos. Están juntos, hombro con hombro, acurrucados en una balsa. Dentro de esta diversa multitud de personas, unas alas de ángeles emergen del centro, sugiriendo la presencia de lo sagrado. La inspiración detrás de la obra está tomada de un pasaje bíblico:

“No os olvidéis de brindar hospitalidad a desconocidos, pues hubo quienes han recibido a ángeles sin saberlo.”

Hebreos 13:2

La escultura transmite el mensaje de que hay un componente sagrado en el extraño o en el desconocido, si se piensa en términos de migrantes y refugiados. Según su creador, el escultor Timothy Schmalz, parte del mérito de la idea que se debe también al P. Michael Czerny, Subsecretario de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio Vaticano de Promoción del Desarrollo Humano Integral. Cuando habló con el sacerdote en Roma en 2017, “me sugirió que empezara a pensar en crear una escultura específicamente dedicada a los refugiados”, dijo Schmalz.

Timothy Schmalz

Sobre Timothy Schmalz


Durante más de 25 años, Timothy Schmalz ha estado esculpiendo piezas de bronce a gran escala, muchas de ellas ya instaladas en todo el mundo en iglesias históricas de Roma y del Vaticano. Este artista figurativo canadiense describe sus obras más importantes como traducciones visuales de la Biblia. Al igual que sus obras anteriores, entre ellas la más famosa es “Homeless Jesus” (“Jesús sin techo”) -se instaló en Cafarnaúm, Israel y Johannesburgo- la escultura de refugiados “Angels Unawares” se basa en un pasaje de la Biblia. Timothy persigue la creación de obras de arte con un carácter épico que conectan con los espectadores a través del diseño y los detalles que no solo conmueven a un nivel emocional, sino que también permiten que cualquiera se sienta, de alguna manera, “parte” de la pieza.

En sus propias palabras: «Visualizo mis esculturas como oraciones visuales. Cuando creo una escultura tridimensional en bronce soy muy consciente de que durará más tiempo que yo. Me doy cuenta de que estoy ante dos cosas que trascenderán mi existencia: el cristianismo y el bronce. Es en medio de ellos que he desarrollado una sutil apreciación de lo que San Francisco quiso decir con “instrumento.”»

Sobre el Patrocinio

La escultura “Angels Unawares” ha cobrado vida gracias a la contribución generosa de Rudolph Peter Bratty y su esposa, Carolina. El apoyo de la familia a la escultura es un testimonio de su visión, compromiso y del espíritu de esperanza que encarna todos los nuevos comienzos.